Atrás

La Comunidad instalará 43 kilómetros de redes antimedusas para garantizar un baño seguro en el Mar Menor

La Comunidad instalará 43 kilómetros de redes antimedusas para garantizar un baño seguro en el Mar Menor

29 may 2018

Imagen

Esta actuación preventiva, que cuenta con presupuesto superior a los 500.000 euros, empleará seis barcos, una docena de pescadores de la Cofradía de San Pedro del Pinatar, y cuatro buzos

Los trabajos de montaje de los 1.100 paños de redes se prolongarán del 4 al 15 de junio y el desmontaje, en el que colabora la asociación Hippocampus, será del 1 y el 15 de octubre

La instalación de 43 kilómetros de redes antimedusas garantizará un baño seguro para vecinos y visitantes en 60 áreas del Mar Menor y evitará las molestias derivadas de la presencia de estos animales marinos. Esta actuación preventiva, coordinada desde la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente y que cuenta con un presupuesto superior a los 500.000 euros, empleará durante cuatro meses a seis barcos y una docena de pescadores de la Cofradía de San Pedro del Pinatar, así como a un equipo integrado por cuatro buzos.

En total, las redes cubrirán 60 recintos con un área de protección para el baño de 4.607.587 metros cuadrados, para lo que se utilizarán 1.100 paños. Los trabajos de montaje comenzarán el próximo lunes, 4 de junio, y se prolongarán hasta el 15 de junio, mientras que el desmontaje se desarrollará del 1 y el 15 de octubre. En las labores de retirada participarán, además, la Asociación Hippocampus. El pasado año esta colaboración permitió la supervivencia del 100 por 100 de los caballitos de mar que se encontraron en las redes antimedusas durante las labores de desmontaje.

El director general de Medio Ambiente y Mar Menor, Antonio Luengo, presentó hoy esta actuación que se ajusta a informes científicos y ambientales que garantizan que no hay ningún impacto en el ecosistema lagunar. “El objetivo es avanzar hacia la recuperación total de nuestra laguna salada, por lo que actuaciones como la instalación de las redes cuentan con la supervisión de expertos y técnicos que garantizan el equilibrio y la compatibilidad entre la regeneración de este espacio natural y su uso y disfrute por parte de bañistas y veraneantes”, apuntó Antonio Luengo.

Durante los tres meses y medio que permanecerán instaladas las redes, también se realizarán trabajos de arreglo, limpieza y mantenimiento. Además, los bañistas, personas e instituciones tienen a su disposición la aplicación móvil ‘CONECTAmbiental’, una herramienta a través de la que pueden informar sobre desperfectos en las redes o notificar cualquier otra incidencia.

Esta aplicación se puso en marcha de manera pionera el pasado año y ofrece a los usuarios una amplia información sobre el clima, índice ultra violeta, temperatura ambiental y del agua, oleaje o sobre los resultados de las analíticas microbiólogicas que se realizan de manera periódica. El verano pasado recibió una quincena de incidencias sobre el estado de las redes que permitieron actuar de manera rápida y eficaz.

Estado del Mar Menor, muestreos de medusas y fases de instalación

Las últimas mediciones de control del estado de las aguas del Mar Menor revelan una evolución positiva su calidad, con valores de nutrientes y clorofila inferiores a los del año pasado en estas fechas y con una transparencia de hasta cinco metros. “Lo más importante es que esta recuperación se produce de manera progresiva y con menos fluctuaciones, lo que indica una mayor estabilidad del ecosistema del Mar Menor”, señaló Antonio Luengo.

Asimismo, los últimos muestreos, realizados a mediados de este mes por el Servicio de Pesca de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, señalan que la cantidad de medusas es similar a la del año pasado, por lo que, en principio, no está prevista la adopción de medidas suplementarias al haber previsión de población escasa de estos animales.

El informe concluye que no se ha producido estrobilación de Cotylorriza ni de Rizhostoma en cantidades significativas. Asimismo, se detectó ciertas poblaciones no significativas de Aurelia aurita en la zona norte de las islas principales y sólo cerca de estas.

Para evitar que estas poblaciones escasas de medusa puedan generar incidencias en el baño, a partir del lunes comienza la instalación del balizamiento con colocación de las boyas en todo el perímetro de las playas, para luego colocar los paños de red.

Más información: CARM

Fuente: Comunidad Autónoma de la Región de Murcia